jueves, 27 de noviembre de 2014

Competitividad México 2014


El IMCO publicó sus resultados sobre la competitividad en México por entidades donde se muestra que cada día crece más la polarización entre entidades más dinámicas con las muy poco competitivas. Lo que exige acciones profundas, eficaces y rápidas en las entidades con menos desarrollo.

Una perspectiva  de planeación regional podría ayudar a disminuir los rezagos en materia económica, cultural, social, etc. Los resultados del informe de competitividad analizados desde la óptica espacial mostraron lo siguiente:

Formando un bloque regional se encuentran las entidades con una competitividad muy baja, es decir, muy inferior a la media: Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán, que se caracterizan porque no cuentan con la infraestructura adecuada para detonar el desarrollo, la inseguridad se ha ido incrementando, la ingobernabilidad es cada día más evidente, en sí los problemas son cada vez menos manejables. El modelo económico basado en el neoliberalismo aunado con la corrupción han provocado una polarización cada más mayor entre el centro-norte del país con el sur. Otras entidades muy poco competitivas fueron Durango y Tlaxcala, lo que ha provocado el crecimiento de la migración en estos lugares. Una alternativa para mejorar las condiciones de vida sería aprovechar el importante capital social con que cuenta cada entidad, en especial las basadas en los usos y costumbres, la familia, etc.

Las entidades con un rango poco competitivo, o inferior a la media constituyeron dos regiones, la primera formada por: Tabasco, Veracruz e Hidalgo. La segunda región se conformó por Zacatecas y Nayarit. A manera de isla estuvo Morelos. Todas las entidades que están en este rango son ricas en patrimonio natural, pero hay fuertes centralismo y una distribución muy polarizada de la riqueza.

Los estados con una competitividad cercana a la media formaron tres regiones: en la primera se observan Puebla y el Estado de México; en la segunda quedaron: Guanajuato, San Luis Potosí y Tamaulipas; mientras que la  tercera se constituyó por Sinaloa y Chihuahua. A manera de isla quedó Campeche. El reto de estas entidades es mejorar su competitividad para volverse en atractivas para la inversión y detonar el desarrollo que se reflejara en una mejor calidad de vida y en el bien común.

Las entidades competitivas, esto es, superiores a la media  formaron dos regiones, la primera formada por Baja California y Sonora; la segunda por  Jalisco y Colima; mientras que a manera de isla quedaron: Yucatán y Coahuila. La mayoría son entidades, que por un lado,   han aprovechado las oportunidades de la nueva economía, en especial Jalisco que se ha constituido como un importante foco de desarrollo tecnológico. Por otra parte, son entidades que cuentan con una importante herencia cultural como Yucatán.

Las unidades territoriales que quedaron en el primer bloque, es decir, muy competitivos o muy superiores a la media fueron seis que no formaron regiones, sino que se distribuyeron en tres puntos cardinales y en el centro. De esta forma en el norte sobresalieron: Baja California Sur y Nuevo León. En el sur: Quintana Roo.  En el centro: Aguascalientes, Querétaro y el DF. Estas entidades cuentan con buena infraestructura y una cultura más abierta ante fenómenos como la globalización, la terciarización, las tecnologías de la información y la comunicación (TICs) la productividad, la planeación empresarial, el impulso a Mipymes, etc.

El primer lugar en competitividad a nivel nacional fue el DF, lo que se explica por el centralismo que se ha dado a lo largo de la historia desde la época prehispánica, todo se concentra en el centro: infraestructura, escuelas, empresas, centros financieros, turismo, sistema de transporte, personal calificado, etc. De esta forma es lógico, que la ciudad de México haya obtenido el  primer sitio.

Baja California Sur y Quintana Roo son entidades que han impulsado considerablemente el turismo, que hay posibilidades de obtener empleo mejor pagado, lo que ha provocado migración del centro de México hacia estas dos entidades. Mientras que Aguascalientes, Querétaro y Nuevo León, se han constituido en importantes focos de desarrollo en manufactura, servicios, logística, etc.

Ante la crisis económica y política que vive México hace falta seguir alternativas propias de desarrollo dentro de un marco global, es decir, aprovechar las ventajas comparativas de cada región, pero a la vez crear las condiciones óptimas para desarrollar estrategias para fomentar las ventajas competitivas.


Se necesita una óptica espacial basada en la planeación regional, el  desarrollo del capital social, una lucha frontal contra la corrupción y educación de calidad que responda a las necesidades del presente.

Síguenos por Twitter: @histormex 

Deseamos que más emprendedores y empresarios mexicanos tengan Mipymes de servicios competitivas, por lo que les recomendamos comprar el ebook ¿Cómo hacer un plan de negocios para Mipymes de servicios? escrito por José Omar Tinajero, donde encontrarán todos los elementos que contiene un plan de negocios, ya sea que estés en fase de configuración de la idea o que ya estés operando. En el primer caso te servirá para determinar la viabilidad de tu producto, servicio y empresa; mientras que en el segundo, podrás desarrollar una poderosa herramienta de evaluación. El ebook tiene como propuesta única que se ha escrito desde el enfoque del geomarketing.
La compra se hace por el seguro sistema Paypal. El  ebook tiene un costo de inversión de 99 pesos.
Una vez realizado el pago envíanos un correo a: histormex@yahoo.com.mx y con gusto te lo enviaremos a tu cuenta de email.
Puedes comprar el ebook en formato pdf haciendo clic en el botón.




¡Decídete a triunfar, ya!. más empresas exitosas ayudarán a conseguir un país más justo. Muchas gracias

Al comprar con PayPal ganarás puntos en esta Navidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario